Skip Navigation
NIH

Glosario hablado de Términos Genéticos

Listen to Definition

David M. Bodine, Ph.D. define Síndrome de la Inmuno-Deficiencia Adquirida (SIDA)

Síndrome de la Inmuno-Deficiencia Adquirida (SIDA)

El SIDA es un conjunto de síntomas que se conocen como el síndrome de la inmunodeficiencia adquirida. Está causado por la infección del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), que produce un daño en las células del sistema inmune, de forma que, las personas que lo padecen, son susceptibles a otras infecciones y al desarrollo de ciertos tipos de cánceres. No existe cura para el SIDA, pero se dispone de medicamentos capaces de frenar el progreso de la enfermedad.

How to cite this termCómo citar este término en los manuscritos de investigación

Términos Relacionados

Figura - Ilustraciónes


A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z

Síndrome de la Inmuno-Deficiencia Adquirida (SIDA)

El SIDA es un conjunto de síntomas que se conocen como el síndrome de la inmunodeficiencia adquirida. Está causado por la infección del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), que produce un daño en las células del sistema inmune, de forma que, las personas que lo padecen, son susceptibles a otras infecciones y al desarrollo de ciertos tipos de cánceres. No existe cura para el SIDA, pero se dispone de medicamentos capaces de frenar el progreso de la enfermedad.

Transcripción de la Narración

SIDA son las siglas del Síndrome de la Inmuno-Deficiencia Adquirida. Se empezó a hablar de este problema de salud en los años '80, en Estados Unidos. El SIDA está causado por un virus llamado virus de la inmunodeficiencia humana, que fue aislado y purificado a mediados de los '80. A finales de esta misma década, se desarrolló un test que permitía detectar si una persona estaba infectada por este virus. El virus VIH interacciona con un tipo concreto de glóbulos blancos de la sangre, llamados células T. Para entrar dentro de estas células del sistema inmune, se une a unas moléculas que hay en la superficie celular. Lo que pasa cuando el virus entra en la células T de la sangre es lo siguiente: el VIH es un retrovirus, lo que significa que tiene un ARN genómico que debe convertirse en ADN. Una vez el ARN ha pasado a ADN, se integra en el propio genoma de la célula infectada, llamada célula huesped. A su vez, el ADN integrado puede dar lugar a muchas copias de ARN porqué utiliza la maquinaria de la célula infectada. Las copias de ARN, una vez en el citoplasma de la célula, permiten construir proteínas. Otro tipo de ARN y algunas proteínas se empaquetan formando nuevos elementos infecciosos o viriones, que pueden salir para infectar a otras células T. Cuando el VIH se está expandiendo por las células T, éstas pierden su función. A medida que el virus se extiende por el organismo, el sistema inmune del paciente se va volviendo débil, por eso aparece el síndrome de inmunodeficiencia. Actualmente, no es posible eliminar el virus cuando ya está distribuido por el organismo. Pero hay medicamentos que inhiben el VIH en distintas etapas de su ciclo. A principios de los años '90 un graduado de Boston experimentó con tres sustancias medicamentosas de forma separada, mostrando que cada una era capaz de interferir en un momento concreto del ciclo del virus. La idea era que, si estas sustancias eran bastante útiles por separado, quizás las tres juntas serían más efectivas, y sumarían esfuerzos. Se intentó confirmar esta hipótesis con ensayos clínicos. Y, a partir de aquí, se llegó a la estrategia terapéutica en el tratamiento del SIDA que tenemos actualmente; es lo que se conoce como la terapia combinada, porque combina los tres medicamentos. Este tratamiento enlentece mucho la expansión del virus VIH y permite al paciente llevar una vida casi normal. Existen algunos efectos secundarios con el uso de estos medicamentos, pero, de momento, esta es la mejor opción para lidiar con el virus mientras no se pueda erradicar o curar del todo.

Perfil del doctor

David M. Bodine, Ph.D.

David M. Bodine, Ph.D.

Ocupación
Jefe e Investigador Principal de la División de Genética y Biología Molecular y Jefe de la Sección de Hematopoyesis

Biografía
El laboratorio del doctor Bodine investiga la genética de las células madre pluripotenciales hematopoyéticas (PHSC) para mejorar la eficacia del trasplante de médula ósea y encontrar mejores maneras de usar estas células únicas en terapia génica de sustitución. Las PHSC se encuentran principalmente en la médula ósea. Estas células proliferan y se diferencian en todos los tipos celulares de la sangre periférica. Las PHSCs también pueden renovarse sin diferenciarse. Una limitación importante para el trasplante de médula ósea es la falta de disponibilidad de células madre. Su laboratorio trata de comprender y controlar la autorenovación de las PHSC con el fin de ampliarlas, mejorando así el trasplante de células madre y las técnicas de terapia génica.

How to cite this termCómo citar este término en los manuscritos de investigación

Términos Relacionados

Sobre el Glosario hablado
all