NHGRI logo

La columna vertebral del fosfato es la porción de la doble hélice del ADN que proporciona soporte estructural a la molécula. El ADN está compuesto de dos cadenas que serpentean alrededor, una de la otra, como una escalera de caracol. Cada cadena tiene una columna vertebral que alterna un azúcar (desoxirribosa) y grupos fosfato. Unida a cada azúcar esta una de las cuatro bases - adenina (A), citosina (C), guanina (G) o timina (T). Las dos cadenas se mantienen unidas por enlaces químicos entre las bases. La adenina y la timina forman un par de bases y la citosina con la guanina forman otro.




Narración



Al mirar una figura de ADN o de ARN la columna vertebral de fosfato es la parte exterior de la escalera. Los lados que conectan todas las moléculas están formados por esta columna vertebral de fosfato. Esta columna vertebral de fosfato tiene la notable propiedad de unirse a los bloques químicos del ADN, los nucleótidos, de una manera muy, muy estable, por eso esos enlaces son muy difíciles de romper y se necesitan enzimas específicas para hacerlo. La otra cosa notable acerca de la columna vertebral de fosfato es la energía que genera en la producción del polímero de ATP, esta energía proviene del propio fosfato. Es así que cuando el ADN se sintetiza, se utiliza un ATP, una molécula de energía, que es parte de la columna vertebral de fosfato que forma el enlace que une el ADN.

Lawrence C. Brody, Ph.D.

El Glosario Hablado de Términos Genéticos


Navegar alfabéticamente:

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z