Un cromosoma artificial bacteriano (BAC) es una molécula de ADN utilizada para clonar secuencias de ADN en las células bacterianas (por ejemplo, E. coli). Los BAC se suelen utilizar en la secuenciación del ADN. Los segmentos de ADN de un organismo, que van de 100.000 a cerca de 300.000 pares de bases, se pueden insertar en BACs. Los BACs, con su ADN insertado, son entonces introducidos en células bacterianas. A medida que las células bacterianas crecen y se dividen, amplifican también el ADN de los BACs, que después pueden ser aislados y utilizados en la secuenciación del ADN.


Narración



Un fragmento foraneo de ADN puede ser diseñado para propagarse como un cromosoma circular artificial dentro de las bacterias - son los llamados cromosomas bacterianos artificiales, o BACs. Cada BAC es un clon de ADN que contiene pares de entre 100 y 300 mil bases de ADN clonado. Debido a que los BACs son mucho menores que el cromosoma bacteriano endógeno, es sencillo purificar el ADN del BAC del resto del ADN de la célula bacteriana, y por tanto, tener el ADN clonado en una forma purificada. Esta y otras propiedades de los BAC los han convertido en extremadamente útiles para el mapeo y la secuenciación de genomas de mamíferos.

- Eric D. Green, M.D., Ph.D.