Un mapa físico de un cromosoma o de un genoma muestra la ubicación física de los genes y otras secuencias de ADN de interés. Los mapas físicos se utilizan para ayudar a los científicos a identificar y a aislar genes por clonación posicional.


Narración



Los mapas físicos de ADN describen la ubicación de puntos de referencia en un cromosoma. Estos puntos de referencia pueden corresponder a la parte funcional del ADN, como son los genes, o a secuencias no funcionales. Como mínimo, los mapas físicos describen el orden relativo de estos puntos a través de un cromosoma, mapas físicos más refinados indican las distancias exactas entre puntos de referencia adyacentes. Hoy en día, se pueden construir mapas físicos muy precisos sobre la base de la secuencia real de un cromosoma, que proporciona distancias exactas, en pares de bases, entre puntos de referencia.

- Eric D. Green, M.D., Ph.D.