La dominancia autosómica es un patrón de herencia característico de algunas enfermedades congénitas. 'Autosómico' significa que el gen en cuestión está localizado en uno de los cromosomas no sexuales (es decir, del cromosoma número 1 al 22). 'Dominante' significa que una sola copia de la mutación relacionada con una enfermedad ya es suficiente para causar dicha enfermedad. Es el caso contrario de un carácter 'recesivo' (en vez de dominante), donde se necesita que ambas copias del gen en cuestión estén alteradas, o mutadas, para que se produzca la enfermedad. La enfermedad de Huntington es un ejemplo de un trastorno genético autosómico dominante.


Narración



'Autosómico dominante' son adjetivos que indican cómo se hereda un carácter concreto. La palabra 'autosómico' se refiere a que afecta a alguno de los cromosomas no sexuales. En humanos, estos son los cromosomas que van desde el número 1 al número 22. 'Dominante' significa que sólo se necesita una copia de una mutación para que esta característica se manifieste. Algunos rasgos autosómicos dominantes son los que dan lugar a la neurofibromitosis Tipo I, al la enfermedad de Huntington, o al síndrome de Marfan.

- Suzanne Hart, Ph.D.