Los gemelos idénticos son también conocidos como gemelos homocigotos o gemelos monocigotos. Son resultado de que la fertilización de un solo óvulo se escinde en dos. Los gemelos idénticos comparten todos sus genes y son siempre del mismo género. Por el contrario, los mellizos o gemelos no idénticos, dicigotos, se producen por la fertilización de dos óvulos en el mismo embarazo. Comparten la mitad de sus genes, como cualquier otro tipo de hermanos. Los mellizos pueden o no ser del mismo género.


Narración



Los gemelos idénticos también son llamados gemelos monocigotos. Son el resultado de la fecundación de un único óvulo y un único espermatozoide. Y según esas células se dividen y se multiplican, en algún momento durante las primeras fases de su desarrollo, se escinden en dos dando lugar a dos individuos. Y como pueden imaginar el material genético de estos dos gemelos idénticos es idéntico entre sí, de ahí el nombre. Lo contrario a esto serían los mellizos, que son gemelos no idénticos nacidos al mismo tiempo. En realidad son el resultado de la fecundación de dos óvulos diferentes, y por lo tanto pueden ser de diferente género y aspecto, y tener características distintas. Lo qué se está viendo más claro cada día es que a pesar de que les llamamos gemelos idénticos, y pensamos que su material genético es idéntico, tenemos que recordar que hay influencias ambientales que pueden cambiar, de hecho, las características de los gemelos idénticos. Esto nos recuerda, lo que ya sabemos, que aunque los gemelos idénticos proceden del mismo material genético, puede haber diferencias en sus características.

- Donna Krasnewich, Ph.D.