Un oncogén es un gen que ha mutado y contribuye al desarrollo de un cáncer. En su estado normal, no mutado, los oncogenes son llamados proto-oncogenes. Estos juegan un papel importante en la regulación de la división celular. Algunos oncogenes trabajan como si usted pusiera su pie en el acelerador de su automóvil, estimulando las células a dividirse. Otros oncogenes funcionan como si quitara su pie del freno estando estacionado en una colina, haciendo también que la célula se divida.

Narración



Dentro de cada célula de nuestro cuerpo hay una clase de genes conocidos como proto-oncogenes. Los Proto-oncogenes desempeñan un papel importante en el control de la división celular y la muerte celular durante nuestro crecimiento y desarrollo. Sin embargo, si un proto-oncogén se muta, o la célula hace copias adicionales de ese proto-oncogén, puede super-activarse y producir una división celular descontrolada. De esta manera un proto-oncogén contribuye al desarrollo de una célula de cáncer partiendo de una célula normal. Una vez que un proto-oncogén es activado por una mutación, se le demonima oncogén. Por ello la activación de oncogenes, que es un tipo de lesión genética, contribuye al desarrollo de un tumor.

- Daphne W. Bell, Ph.D.