Skip Navigation
NIH

Investigaciones genómicas en las que seres humanos se encuentran bajo estudio

People with letters of A T C G

Introducción

El uso de seres humanos en las investigaciones biomédicas, clínicas y socioconductuales puede ofrecer entendimiento y descubrimientos que no pudieran obtenerse de ninguna otra manera utilizando organismos modelo u otros métodos. El campo de la genómica se ha beneficiado enormemente del uso de seres humanos como participantes en investigaciones, tanto desde la secuenciación del mismo genoma humano hasta estudios que identifican las causas genéticas subyacentes de enfermedades humanas. Todas las investigaciones financiadas por el gobierno federal en que se estudien seres humanos, tales como las financiadas por el NIH, deben cumplir las regulaciones que protegen los derechos y bienestar de los seres humanos, y exigen que los investigadores aclaren los beneficios y riesgos de participar en la investigación. Estas regulaciones se aseguran de que las investigaciones del NIH se lleven a cabo de una manera ética y responsable. El uso de seres humanos sometidos a estudio en el campo de la genómica, plantea varias consideraciones de políticas clave que están siendo abordadas en el NHGRI y en otros lugares.

Tapa de la página

Cómo se protege a los seres humanos bajo estudio en una investigación

Toda investigación que incluya seres humanos como participantes bajo estudio, que sea financiada por el gobierno de los Estados Unidos, incluida toda investigación genómica financiada por o realizada en el NIH, está sujeta a la Política Federal para la Protección de Seres Humanos en Investigaciones (Federal Policy for the Protection of Human Research Subjects) o 'Regla Común'. Esta regulación establece derechos y protecciones para los participantes bajo estudio en una investigación, incluida una revisión independiente de cada propuesta de investigación y el consentimiento activo de los participantes.

La Regla Común exige el consentimiento informado (con conocimiento de causa), en el que un investigador debe proporcionar a cada posible participante en la investigación un resumen claro del estudio de investigación, incluido cualquier riesgo a los participantes, y en el que cada individuo entonces necesita dar su consentimiento para permitirle al investigador incluirle en el estudio. La Regla Común también exige que los estudios de investigación financiados por el gobierno federal en que se estudien seres humanos, sean supervisados por una Junta de Revisión Institucional (Institutional Review Board, IRB) para garantizar la seguridad de los participantes en la investigación. 

Antes y durante la Segunda Guerra Mundial, no existían regulaciones oficiales que rigieran el uso de seres humanos en las investigaciones. Se establecieron más protecciones como respuesta a ejemplos bien documentados de prácticas de investigación donde a las personas no se les informaba de los riesgos que la participación en el estudio representaban para su salud, o donde se les negaba tratamiento médico crítico. Tras el establecimiento del Código de Núremberg (1949) y la Declaración de Helsinki (1964), se publicó la Regla Común (Common Rule, 1991) en respuesta al Informe de Belmont, que articulaba los principios de ética básicos pertinentes a las investigaciones que incluyen seres humanos como participantes bajo estudio.

Tapa de la página

Participantes humanos y la investigación genómica

Participación en una investigación genómica

El uso de seres humanos como participantes bajo estudio en investigaciones genómicas ha facilitado logros y descubrimientos científicos importantes, incluida la secuenciación completa del genoma humano y la identificación de marcadores genéticos para enfermedades humanas. Si bien los organismos modelo continúan siendo herramientas poderosas de investigación, el uso de seres humanos en las investigaciones genómicas permite a los científicos estudiar la variación genética humana para identificar los fundamentos genéticos de enfermedades e investigar cómo puede aplicarse la genómica a la práctica clínica. La traducción de los descubrimientos genómicos a aplicaciones clínicas está dando la bienvenida a la era de la medicina genómica, haciendo posible un número mayor de tratamientos personalizados adaptados a pacientes específicos.

El NIH acata las regulaciones y normativas federales, incluida la 'Regla Común', para las investigaciones genómicas que incluyen la participación de seres humanos. A los individuos se les informa una descripción de la investigación genómica que está siendo realizada, las maneras en que su información genómica será utilizada, y los riesgos y beneficios de su participación. Al tener en cuenta que el genoma de un individuo contiene información de salud personal y de otra índole, su análisis como parte de un estudio de investigación plantea varias cuestiones que necesitan abordarse en los consentimientos informados, tales como las medidas establecidas para proteger la privacidad de los participantes, y bajo qué circunstancias podría entregarse información a los pacientes.

Implicaciones para los parientes del participante

Si bien la investigación genómica pudiera revelar nueva información sobre la salud del participante en la investigación, el carácter hereditario de la información genética genera implicaciones para los parientes del participante en la investigación. A través del participante en la investigación, podría obtenerse indirectamente información acerca de los miembros de la familia que no participan en el estudio. Asimismo, la investigación genómica que utiliza árboles genealógicos familiares puede dar seguimiento a antecedentes de enfermedades y puede revelar miembros de la familia que sean portadores de una enfermedad o que se verán afectados por la misma. Estos resultados indirectos representan un conflicto ético entre un posible deber de advertir a los miembros de la familia de los participantes en una investigación y la protección de la privacidad del participante en la investigación.

Poblaciones identificables

Las poblaciones identificables, que incluyen grupos raciales o étnicos específicos, comunidades definidas geográficamente, y miembros de grupos de enfermedades sumamente poco frecuentes, presentan preocupaciones específicas con respecto a la privacidad, estigmatización y discriminación. Por ejemplo, en algunas comunidades, las relaciones familiares cercanas podrían hacer que fuera casi imposible proteger la privacidad de los participantes. Además, la información genética podría generar preguntas acerca del linaje y los lazos familiares, que pudieran alterar la estructura comunitaria.

Algunas comunidades podrían pedir a los investigadores la obtención de la aprobación de la comunidad antes de pedir el consentimiento de posibles participantes, y algunas comunidades han creado recursos para ayudar a sus miembros a considerar las cuestiones más importantes. Para las comunidades de indígenas norteamericanos y nativos de Alaska, por ejemplo, el Centro de Investigación de Políticas del Congreso Nacional de Indígenas Norteamericanos (National Congress of American Indians Policy Research Center), en colaboración con el NHGRI, ha creado un recurso para dialogar sobre las preguntas y proporcionar información acerca de cómo algunas tribus están pensando acerca de las investigaciones genéticas.

Tapa de la página

Entrega de los resultados de la investigación

La entrega de los resultados individuales de la investigación y los hallazgos casuales de las investigaciones genómicas, es una cuestión de interés entre los investigadores, éticos, financiadores de las investigaciones biomédicas, formuladores de políticas, los participantes en la investigación y otros. Uno de los asuntos en cuestión es que, al realizar estudios de investigación clínica, los científicos podrían descubrir nueva información relacionada con la salud acerca de los voluntarios que han elegido participar en los estudios. Esto plantea la pregunta de cuándo y cómo es apropiado que los científicos compartan tales resultados de la investigación. Esta cuestión no es nueva ni única a la genómica, pero los avances en las tecnologías genómicas han dado prioridad al debate de este asunto, y las características únicas de la investigación genómica han hecho que abordar esta cuestión sea especialmente desafiante. El NHGRI está financiando actualmente investigaciones para examinar estas preguntas e informar a la futura política del NHGRI. 

Resultados individuales de la investigación y hallazgos casuales

Los resultados individuales de la investigación son los resultados para un participante específico del estudio en una investigación científica. Por ejemplo, en la investigación genómica, un resultado individual de la investigación podría ser si un participante en la investigación posee o no una variante genética específica bajo estudio. Los hallazgos casuales son un subconjunto de los resultados individuales de la investigación que no están relacionados con los objetivos de una investigación. Un ejemplo de un hallazgo casual en la investigación genómica sería determinar que el participante del estudio en una investigación de la genética de las enfermedades cardíacas posee una variante genética relacionada con la enfermedad de Alzheimer.

Anticipación de un aumento de los resultados individuales de la investigación y los hallazgos casuales en la investigación genómica

Abordar la cuestión de la entrega de resultados individuales de la investigación y hallazgos casuales, es pertinente para una variedad de campos de la investigación de la salud humana. No obstante, el volumen de datos genómicos, el potencial para su aplicación generalizada, y los avances en la interpretación de los datos genómicos, presentan desafíos específicos en el campo de la investigación genómica. Con el avance de las tecnologías genómicas y la disminución en el costo de la secuenciación, ahora es posible producir más datos genómicos en las investigaciones. Con el mayor volumen de datos genómicos disponibles a los investigadores, más grande es la posibilidad de que los investigadores descubran hallazgos casuales.

Además, para maximizar la utilidad de los datos genómicos obtenidos en las investigaciones, a menudo se ponen a la disposición de la comunidad científica con medidas de protección adecuadas para los participantes del estudio, para que se utilicen en investigaciones más allá de la investigación para la que se obtuvieron los datos originalmente. Debido a que los datos son analizados por distintos investigadores para diferentes propósitos, es más probable que se descubran resultados individuales de la investigación y hallazgos casuales distintos de los del estudio original.

Por último, aunque se ha aprendido mucho sobre el genoma humano, todavía queda mucho por descubrir. La información genómica se interpreta de diferente manera con el tiempo a medida que se obtienen más conocimientos. Por lo tanto, la interpretación de un resultado podría cambiar en el futuro, y podrían descubrirse nuevos resultados individuales de la investigación y hallazgos casuales.

¿Debieran entregarse o no los resultados individuales de la investigación y los hallazgos casuales y, en caso afirmativo, cuándo y cómo?

Actualmente, los resultados individuales de la investigación y los hallazgos casuales de las investigaciones genómicas no se entregan comúnmente a los participantes del estudio ni a ninguna otra persona ajena al equipo del estudio (p. ej., miembros de la familia, médicos personales). No obstante, se han planteado argumentos tanto a favor como en contra de compartir esta información. Además de esta falta de consenso, también hay una variedad de opiniones acerca de qué resultados y hallazgos casuales debieran entregarse y cómo, cuándo y a quién debieran entregarse. El volumen de los datos genómicos, la posibilidad de nuevos hallazgos y el cambio de interpretaciones en el futuro, hacen que sea especialmente difícil elaborar recomendaciones y políticas respecto a una infraestructura y recursos para entregar los resultados individuales de la investigación y los hallazgos casuales.

Current Laws and Policies

Actualmente, la única ley Federal concerniente a la entrega de resultados individuales de la investigación y hallazgos casuales genéticos consiste en las Enmiendas a las Mejoras para Laboratorios Clínicos (Clinical Laboratory Improvements Amendments, CLIA) de 1988, que establece normas de calidad para todos los laboratorios que realizan pruebas clínicas. La ley CLIA prohíbe la entrega de resultados individuales de la investigación a participantes en estudios, a menos que los resultados se hayan obtenido en un laboratorio certificado conforme a CLIA. Aunque algunos científicos han obtenido una certificación de CLIA para sus laboratorios, la mayoría de los laboratorios de investigación no cuentan con una certificación de CLIA, y no todos los laboratorios de investigación tienen los recursos para repetir análisis en un laboratorio certificado conforme a CLIA.

A falta de leyes respecto a la entrega de resultados individuales de la investigación y hallazgos casuales genéticos, varios grupos e individuos han publicado recomendaciones y mejores prácticas, incluidos dos institutos del NIH. El Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute, NCI) publicó un resumen de su Taller de 2010 sobre la divulgación de resultados de investigación a participantes en estudios de biomuestras ("Workshop on the Release of Research Results to Participants in Biospecimen Studies"). El documento indica que el NCI utilizará las recomendaciones del taller para elaborar mejores prácticas. El Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre (National Heart Lung and Blood Institute, NHLBI) publicó recomendaciones sobre la comunicación de resultados de investigación a participantes del estudio en el 2006 y las actualizó en el 2010. En el 2013, la Comisión Presidencial para el Estudio de Cuestiones Bioéticas (Presidential Commission for the Study of Bioethical Issues) publicó un informe titulado, Anticipar y comunicar: Manejo ético de los hallazgos casuales y secundarios en los contextos clínicos, de investigación y servicios directos al consumidor ("Anticipate and Communicate: Ethical Management of Incidental and Secondary Findings in the Clinical, Research, and Direct-to-Consumer Contexts"). Este informe recomienda que todos los profesionales clínicos deberían informar a los pacientes, participantes en investigaciones y consumidores acerca de la posibilidad de los hallazgos casuales, así como de los posibles beneficios y riesgos de enterarse de los hallazgos casuales. Puede entonces obtenerse el consentimiento informado si el paciente desea enterarse de los hallazgos casuales resultantes, o el paciente puede decidir no enterarse de los resultados de los hallazgos casuales. 

Actividad del NHGRI

El NHGRI exige que la investigación que financia cumpla con todas las leyes federales, estatales y locales pertinentes, incluso la ley CLIA. El NHGRI ha otorgado subvenciones para una variedad de proyectos que están examinando la entrega de resultados de la investigación, y ha organizado a los investigadores que participan en estos proyectos para formar el Consorcio de Entrega de Resultados (Return of Results Consortium). Los investigadores del consorcio están investigando aplicaciones en la vida real de la entrega de resultados genómicos, así como también los aspectos legales y éticos de la entrega de resultados. Estas subvenciones tienen el objetivo de aportar conocimientos fundamentados que pudieran ser usados para informar futuras decisiones sobre políticas. El NHGRI también está participando en debates en el campo de la genómica a medida que los formuladores de políticas, financiadores e investigadores tratan de resolver la cuestión de la entrega de resultados y hallazgos casuales de la investigación genómica, y celebró un taller sobre el tema en el 2014.

Tapa de la página

La privacidad y la transmisión (compartimiento) de datos

Genomic Data Sharing Policies and Controlled Access

Los avances tecnológicos en la secuenciación del ADN han logrado que los métodos de secuenciación de alto rendimiento sean considerablemente más rápidos y más económicos, haciendo posible que los investigadores generen conjuntos de datos más grandes que nunca. Estos conjuntos de datos pueden usarse para estudios de asociación en todo el genoma que identifican factores genómicos específicos asociados con la salud y las enfermedades humanas. El NIH implementó en el 2008 la Política para estudios de asociación en todo el genoma, que exige que los datos de estudios de asociación en todo el genoma financiados por el NIH se transmitan a la comunidad de investigación a través de un depósito de datos central mantenido por el NIH, es decir, la Base de datos de genotipos y fenotipos. A fin de proteger la privacidad de los participantes en la investigación, el acceso a datos confidenciales en la base de datos de genotipos y fenotipos se realiza a través de una política de acceso controlado, y el NIH exige que el uso secundario de datos sea coherente con el consentimiento informado obtenido de los participantes en la investigación durante el estudio inicial. 

A fin de ampliar la transmisión de datos genómicos de todo tipo, el NIH publicó una Política para la transmisión de datos genómicos que entrará en vigor el 25 de enero de 2015. La política declara que el NIH espera que los investigadores obtengan consentimiento de los participantes para que sus datos se usen para propósitos de investigaciones futuras y para que se transmitan de una manera generalizada a través de bases de datos. El NIH tiene las mismas expectativas para el consentimiento informado para estudios que utilicen datos genómicos de estirpes celulares o muestras clínicas que hayan sido creadas u obtenidas después de la fecha de entrada en vigor de la política. Así como en el caso de la Política para estudios de asociación en todo el genoma, la Política para la transmisión de datos genómicos incluye diversas disposiciones para asegurar la protección de los datos genómicos humanos.

La importancia de controlar el acceso a los datos para proteger la privacidad de los participantes en la investigación ha sido recalcada por el Acuerdo sobre el uso de datos del genoma de HeLa (HeLa Genome Data Use Agreement) anunciado por el NIH en agosto de 2013. En colaboración con la familia Lacks, el NIH elaboró una política de acceso controlado a través de la base de datos de genotipos y fenotipos, específicamente para los datos genómicos generados a partir de la estirpe celular de HeLa. El Grupo de trabajo de acceso a los datos del genoma de HeLa examinará las peticiones de datos del genoma de HeLa presentadas por la comunidad de investigación, y los datos futuros del genoma de HeLa generados en investigaciones financiadas por el NIH serán incorporados a la base de datos de genotipos y fenotipos.

Ley Antidiscriminatoria sobre Información Genética

La Ley Antidiscriminatoria sobre Información Genética (Genetic Information Nondiscrimination Act, GINA) les prohíbe a las aseguradoras médicas y a los empleadores pedir o exigir información genética de un individuo o de miembros de la familia de un individuo, y además confiere protección legal contra la discriminación basada en la información genética de una persona. El Departamento de Salud y Servicios Humanos (Department of Health and Human Services, HHS) ha publicado pautas sobre la ley GINA para las Juntas de revisión institucionales y los investigadores que participan en investigaciones financiadas con fondos federales donde se encuentren seres humanos bajo estudio. Además, el recurso del NHGRI de Consentimiento informado (con conocimiento de causa) para la investigación genómica, contiene un ejemplo del lenguaje usado para incluir información sobre la ley GINA en los formularios de consentimiento informado.

Re-identificación y privacidad

Las secuencias de ADN pueden revelar información de salud y de otra índole acerca de individuos y su familia. Independientemente de la información genómica que esté siendo usada para propósitos de investigación, clínicos o de otra índole, es importante considerar qué medidas se necesitan para asegurar que se respete la privacidad de un individuo. Esto incluye cuestiones en torno al uso de muestras clínicas en propósitos de investigación y de la aplicación de la ley.

Tapa de la página

Publicado: 16 de Octubre 2015